Malos libros electrónicos

Al final, toda la emanación lírica sobre superioridad del libro de papel sobre el electrónico no es sino otra más de las batallas entre el comerciante burgués que vende tangibles al detalle y el capitalista que vende productos en masa. Si la batalla parece escorarse hacia uno u otro lado, no es por la fuerza… Leer más Malos libros electrónicos

El camino del zen

Basta ensimismarse, insistir en lo propio, lo peculiar, lo característico, lo idiosincrático, para acabar en el manierismo. La cosa tiene su gracia si ese ensimismamiento lo practica un particular, pues la abundancia de raros distintos dota de interés al paisanaje y adorna el paisaje. Lo inquietante es que caigan en un mismo ensimismamiento las multitudes,… Leer más El camino del zen

El retroavance pánfilo

Todos los días a esta hora hay un individuo que inventa la rueda. «¡Oye, mira lo que se me ha ocurrido!». «¡Oh! ¿Para qué sirve?». Viene siendo así desde el inicio de los tiempos. Un mono descubre la rueda, juega con ella y enseña a otros monos a usarla. Unos monos aprenden y otros no,… Leer más El retroavance pánfilo

El más gilipollas (oui, c’est moi)

Descubrí a Louis Auguste Blanqui en mi libro de Historia Universal, en BUP. Supongo que entenderán mi curiosidad por un tipo que se apellidaba Blanqui y cuyos seguidores se denominaban blanquistas. Naturalmente no leí entonces ninguno de sus escritos, poquísimo después, y ahora no tengo ánimo para intentarlo porque ayer, durante una sobremesa, mi vocación… Leer más El más gilipollas (oui, c’est moi)

Vegano, pero poco

Lo normal es desarrollar con el tiempo cierto horror a acabar con la vida de otros animales. No he llegado a barrer el suelo que voy a pisar, como dicen que hacen algunos jaínes para no pisar involuntariamente a los insectos, pero suelo recoger a las arañas, abejas y, en general, a cualquier bicho que… Leer más Vegano, pero poco

El planeta de los simios

Si el Islam fuera el problema habría que concluir que se dedica con mucho ahínco a causar víctimas entre sus propias filas. Así que debe haber otras razones. El principal problema del mundo es que los seres humanos son básicamente animales idiotas que confunden tener inteligencia con haber aprendido a leer y escribir, sin que… Leer más El planeta de los simios

¿Quién quiere mi voto?

A ver, que la corrupción no es un fenómeno meteorológico. No se produce como las tormentas o las sequías, sino que es fruto de una minuciosa organización legal y administrativa tramada para mangonear sin trabas en las arcas públicas. Con el pretexto de la «autonomía financiera» (que es una forma eufemística de llamar a la… Leer más ¿Quién quiere mi voto?