«Take Care of Business», Nina Simone

Nina Simone me parece una cantante difícil, que exige casi militancia. El milagro (gracias Youtube) suele producirse en sus interpretaciones en directo, ante el piano, porque en sus discos no suele cautivarme ni el repertorio, ni los arreglos ni, a veces, su musculosa voz.

Pero dicho esto, en mi pequeño santoral doméstico, que es la música que escucho repetidamente, hay al menos tres canciones de Simone que no me canso de oír. La declaración de principios «Ain’t Got No, I’ve Got Life» del musical Hair. La emocionante «Don’t Let Me Be Misunderstood», de 1964, que versionaron diez años después con elegancia Eric Burdon y The Animals. Y la tercera, esta «Take Care of Business» (Ocúpate del asunto), de 1965, que me hubiera ruborizado hasta la médula si me la hubiera cantado una novia, y que fue hábilmente rescatada por Guy Ritchie para los títulos de crédito de su película «The men from U.N.C.L.E.».

TAKE CARE OF BUSSINES

Don’t talk just hold me closer
Let me sit on top of your knee
Go ahead and take care of business
For me for me for me.

Oh Lord, don’t keep me waiting
Be as firm as can be
Go ahead and take care of business
For me for me for me.

In all my life no-one has touched me so close
Nor made me feel so sweet
I said to you you are God’s gift to all womanhood
Take it from me take it from me.

You know you know that I love you truly
And I want the whole round world to see
How you can take care of business
For me for me for me

Go take care of business for me
Yeah yeah go take care of business for me

OCÚPATE DEL ASUNTO

No hables, solo abrázame
Deja que me siente en tu rodilla
Adelante, ocúpate del asunto
Ocúpate de mí, de mí, de mí.

Oh, Dios, no me tengas esperando
Mantente tan firme como puedas
Adelante, ocúpate del asunto
Ocúpate de mí, de mí, de mí.

En toda mi vida nadie me ha tocado tan íntimamente
Ni me ha hecho sentir tanta dulzura
Ya te dije que eres un regalo de Dios para las mujeres
Ocúpate de mí, de mí.

Lo sabes, sabes que te amo de verdad
Y quiero que todo el mundo vea
Cómo puedes ocuparte del asunto
Ocúpate de mí, de mí, de mí.

Venga ocúpate de mi asunto
Sí, sí, ocúpate de mi asunto.

¿Quieres comentar algo?