Hay que venir llorados

Vamos a ver, en principio prefiero la democracia a la dictadura. Y también al final. Y en medio, ni te cuento. A la obsesión de las dictaduras por matar masivamente a la gente o encerrarla hasta que se pudran no le veo muchas virtudes. Entiendo que haya personas a quienes les ponga el temita de… Leer más Hay que venir llorados

No me toquen la vuvucela

Cuenta Pedro Gómez Damborenea con detalle cómo la Diputación de Bizkaia, con la generosidad que caracteriza a nuestras beneméritas haciendas forales, ofrece una ayuda desinteresada de 5,2 millones de euros a un club de baloncesto. Es un gesto de cariño que enternece. Aún recuerdo el trato amable, casi dulce, con el que otra oficina de ordeño… Leer más No me toquen la vuvucela

Credibilidad

Horas antes de recibir la camiseta firmada por la selección española de premios Nobel, el Pope Francisco afirmó que la incoherencia entre lo que dicen y lo que hacen los católicos mina la credibilidad de la Iglesia. Bueno, sí, aunque tampoco lo de los milagros, los ángeles o la Paloma ayudan mucho a fomentar la… Leer más Credibilidad

Cuéntame un cuento

Empieza a resultar irritante la obsesión socialista por lo que llaman «el relato». El concepto, que hizo su aparición pública entre los intelectuales comprometidos con deslegitimar el discurso patriótico y militarista de ETA, ha ido ampliando su campo semántico hasta convertirse en un mantra que va a resolver todos los problemas de la anemia socialista.… Leer más Cuéntame un cuento