Toxina

Sueño
cada noche contigo
y oleadas de amor me enardecen en vano.
Como si no supiera
que sólo eres recuerdo,
fantasía
de un pasado feliz ya consumido
por el mundo real y por el tiempo.

El cerebro me miente
y a veces me pregunto
si no me mentirá también si estoy despierto.
O si aquella tormenta formidable
de hormonas encendidas
no fue también un sueño en que despierto
me abracé a ti
sin saber que no estabas ya conmigo.

Todo pende de un hilo,
nada es firme.
Ni siquiera el recuerdo que me engaña
y una noche ya próxima
dejará ya por fin de envenenarme.