No me toquen la vuvucela

Cuenta Pedro Gómez Damborenea con detalle cómo la Diputación de Bizkaia, con la generosidad que caracteriza a nuestras beneméritas haciendas forales, ofrece una ayuda desinteresada de 5,2 millones de euros a un club de baloncesto. Es un gesto de cariño que enternece. Aún recuerdo el trato amable, casi dulce, con el que otra oficina de ordeño… Leer más No me toquen la vuvucela